LR

Límites del control humano - Luca Rullo (2015)

Gilles Clement, en su manifiesto del tercer paisaje, realiza un ejercicio de representación de los límites del territorio entre los dominios de lo natural y lo administrado, con el objetivo de poner en duda su absoluto y generar su discusión. El resultado, una visualización de la existencia de fronteras temporales y en constante cambio, donde ese dominio no es absoluto y, a la vez, otorga una propiedad temporal a la construcción de ambos espacios.

Tenéis aquí un conjunto de grabaciones realizadas en posibles lugares donde esa propiedad refuerza los dominios en lucha: gasolineras abandonadas, lugar de acogida de las prostitutas durante la estación invernal; caminos límites de las zonas de tiro militar, donde solo el viento puede circular libremente; ruinas de antiguos caseríos, asaltadas actualmente por las tormentas de otoño; viejos caminos que hacían de paso para el ganado, convertidos ahora en desguaces de máquinas agrarias; discotecas cerradas en las carreteras mediterráneas, convertidas en nidos para las aves migratorias; solares abandonados en los margenes del Delta del Ebro, ensordecidos por los silos de la industria del monocultivo de arroz; o ruinas de pueblos rurales olvidados en la frontera portuguesa, donde anteriormente hubo actividad humana y ahora solo las ranas cantan en primavera en su rito de apareamiento.